El sujeto pasivo en la ejecución material de la obra

El sujeto pasivo en la ejecución material de la obra

Con motivo de las últimas reformas de ley sobre prevención del fraude fiscal, todas aquellas operaciones relativas a ejecuciones de obra a las que se hacer referencia en el Artículo 84.1 2º F, obligará a ser el sujeto pasivo al empresario o profesional destinatario de la operación, en lugar de ser quien las entregue.

Este cambio puede suponer un problema a la hora de emitir las facturas y calcular el IVA que el propio empresario deberá asumir. Por ello, en el seminario sobre el sujeto pasivo de esta semana, el abogado y economista Ángel López Atanes nos dará una lección magistral sobre los conflictos que plantea esta modificación.

Inspección en materia de inversión

En los últimos años se ha llevado a cabo un elevado número de inspecciones sobre esta materia para verificar el grado de cumplimiento de la empresa. Este ejercicio hacer referencia a que, quien realice una obra de este tipo, deberá emitir la factura sin repercutir cuota alguna de IVA, siendo el empresario o profesional, en su condición de sujeto pasivo, el responsable de ingresar la cuota correspondiente.

Es necesario conocer todos los aspectos relacionados con este tipo de contratación cuando se trabaje con contratistas, subcontratistas, promotores y cualquier otro cliente final ya que cada uno de ellos dependerá de si la factura se realiza o no con IVA. Este porcentaje de impuestos debemos conocerlo para cada una de las situaciones anteriores y poder anticipar el gasto con una previsión financiera.

Seminario sobre el sujeto pasivo

Como apoyo frente a estas reformas, en el seminario sobre el sujeto pasivo en la ejecución material de la obra se dará un importante volumen de casos prácticos donde veremos cómo actuar frente a cada situación. Además, cabe señalar que el concepto de obra no sólo hace referencia a cuando el profesional aporta trabajo y materiales, siendo posible tan sólo aportar la mano de obra.

Igualmente, debemos diferenciar entre el empresario y el particular. Ya que si tratamos con una compañía no debemos incluir el IVA. Sin embargo, si este mismo caso se da con un autónomo, debemos incluirlo y seguir como hemos estado haciendo hasta el día de hoy. Lo mismo sucede con una entidad pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies