Las claves del éxito de un buen sitio web

Claves del éxito de un sitio web para despachos

Son muchos los despachos que en un momento determinado deciden encargar una página web y sin saber muy bien los motivos, se encuentran meses e incluso hasta años después, embarcados en un proyecto que nunca se culmina o con un sitio web que no sienten como suyo ni les resulta útil para los fines previstos. En mi experiencia esto ocurre casi siempre porque algo tan sencillo como que previamente no se ha realizado un trabajo de análisis, reflexión y definición de requerimientos. Veamos cuatro aspectos clave para el éxito de un sitio web:

Cuatro claves para lograr el éxito de un sitio web para despachos profesionales

  • Primero, los sitios webs pueden servir para fines muy distintos: unos son auténticos negocios, plataformas desde las que se presta el servicio y que, pueden incluso llegar a hacer innecesario el despacho físico; otras son herramientas promocionales desde las que se pretende fortalecer la imagen corporativa, la marca de la firma y la persona de los profesionales que en ella trabajan; otros son herramientas cuya finalidad esencial es fomentar el diálogo con todos o algunos de los principales “stakeholders”, como los empleados, el talento o los clientes que se desea atraer. Lógicamente, el desarrollo de plataformas con fines tan distintos, debería derivar en sitios webs muy diferentes.
  • Segundo, el desarrollo de una web tiene que tener en cuenta los recursos reales con los que cuenta la firma. No ya los económicos, que serán necesarios para abordar inicialmente el proyecto de su realización por la empresa que resulte contratada, sino además y sobre todo, los del equipo interno, que tendrá que abordar su construcción simultaneando esa nueva tarea con las que normalmente tenga asignadas y, en el futuro, asumir el mantenimiento y actualización de los contenidos de forma rigurosa y seria.
  • Tercero, a aquellos que trabajan en el ámbito de las patentes, les resulta muy familiar el término “estado de la técnica”, que tal y como lo define la Oficina Española de Patentes y Marcas (ver definición) hace alusión a la situación del “saber humano” en el momento en el que un inventor desea patentar su invento. De igual forma, cuando uno necesita que le desarrollen un sitio web, debe conocer cuál es la tecnología más puntera. Y es que la evolución en este campo es vertiginosa. Lo suyo es que nuestra web aproveche la mejor tecnología de la que se disponga en cada momento y la más adecuada para las necesidades que deseemos cubrir (y no, como ocurre en ocasiones, que sea desarrollada con la tecnología que domina el proveedor que hemos escogido y con la que lógicamente él se siente más cómodo).  Las necesidades que debe lograr cubrir la web son las nuestras, y nunca la de que nuestro proveedor haga negocio de forma sencilla y segura. Por ello, es más que conveniente tener reuniones con varios proveedores, especificarles nuestras necesidades y pedirles consejo sobre la tecnología que utilizarían para hacer una web como la deseada; además de bucear en Internet a la búsqueda de consejos sobre el tema.
  • Cuarto, todo lo anterior nos lleva a la conclusión de que previa a la contratación del desarrollo de una web, debe producirse en todo caso, la fase de definición de los requerimientos de la misma. Esta tarea podemos realizarla nosotros mismos en lo relativo a la definición de los fines para los que se quiera la web y la identificación clara de los recursos internos de los que se dispondrán y apoyarnos en un tercero para identificar el “estado de la técnica” y las herramientas que más nos convenga que se utilicen para el desarrollo. Disponer de un pliego de requerimientos bien hecho, nos permitirá pedir presupuestos a varios proveedores y ser capaz de compararlos, eligiendo correctamente al proveedor y pudiendo además después exigirle resultados, ya que sus objetivos estarás claramente especificados en el pliego. Y es que tras muchas experiencias de desarrollo web, puedo afirmar con seguridad “no hay buena web, sin un buen pliego”.

Cerramos aquí este breve análisis sobre los aspectos clave que debe reunir una web para ser exitosa. Si te interesa formarte en esta materia y en otras igual de útiles para mejorar tu negocio, apúntate al seminario que hemos diseñado para Audiolís y en el que abordaremos todo lo necesario para que sepas diseñar un buen sitio web. Súmate ya al equipo de #asesoresdeexito. Te esperamos.

María Jesús González-Espejo

Codirectora del Instituto de Innovación Legal y Socia directora de Emprendelaw

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies